Vibran formas, de los encuentros

Screen Shot 2022-04-24 at 14.00.25.png

El arte no es un privilegio del hombre

Deleuze & Guattari

 

Una forma no sólo es un límite: un contorno. Claro que desde cierto punto de vista, una forma puede ser unidad. Se la puede aislar para situarla sola frente a la cámara o delante de la lupa de un investigador que enumera sus propiedades. Pese a la fantasía de lo indiviso, las formas tienden a desparramar lo uno. Lo sublime, lo informe y lo abyecto dan cuenta de momentos en su vida donde su linde se desestabiliza ante la magnitud, lo irreconocible y lo ominoso. Empero, en esta exposición se presentan obras donde las formas más que desestabilizarse, vibran y se encuentran unas con otras.

 

La vibración es la repetición de un componente en un medio que está codificado ––y que muchas veces es visible como forma de algo. Sin embargo, los códigos están en constante transcodificación, a partir del encuentro entre medios: uno que sirve de base a otro, que se establece en otro, se disipa o se constituye en el otro1.

Las formas pueden mantener sus límites aparentemente estables, pero al vibrar y al entrar en contacto con otras formas pueden transformar los códigos de su propio medio. Las formas constelan espacios a partir de encuentros visuales, afectivos y epistemológicos específicos. No sólo a partir de su conexión en tiempo presente, sino de sus fantasmas o––dicho desde Uexküll––de su plano extra-temporal y extra-espacial, que el biólogo y filósofo denominó como “técnica compositiva de la naturaleza”:

<<La tela de araña es un retrato perfecto de la mosca; pero la araña la teje sin conocer en lo más mínimo ni a la mosca ni al mundo de ella. La araña, en efecto, construye su trampa aun antes de haber encontrado una mosca, y su tela, por lo tanto, no puede ser la simple copia de una mosca física sino, en todo caso, de una virtual, como si la araña tuviese en la cabeza una “melodía de mosca” que la empuja a tejerla>>2.

Un último apunte: estamos aquí reunidxs ante obras que no anticipan con un sistema––retícula, boceto, geometría, teoría––el encuentro mismo. Imaginemos lxs cuerpxs de lxs artistas en un bloque de espacio-tiempo (milieu, umwelt), también los materiales, pero nunca ellxs y nada más, siempre otros elementos: un sentimiento, el azar, deseos, ritmos, movimientos, gestos, música, lenguaje, espectadorxs, visiones. No todo de forma consciente o tangible, pero todo igual de relevante.

Sandra Sánchez

1 Ritornello. Gilles Deleuze y Félix Guattari.
2 Las teorías de Jakob Johann von Uexküll son abordadas por Simone Borghi en su hermoso texto La casa y el cosmos. El ritornelo y la música en el pensamiento de Deleuze y Guattari.

_MG_1356 copy.jpg
_MG_1354 copy.jpg
_MG_1385 copy.jpg
_MG_1370 copy.jpg
_MG_1364 copy.jpg